Desplazamiento de radares móviles a carreteras secundarias

El nuevo plan para la vigilancia de las carreteras y vías secundarias españolas expuesto por la DGT, implicará desplazar todos los radares móviles ubicados en autovías y autopistas, para ubicarlos en vías y carreteras secundarias. Este nuevo plan se inició el pasado miércoles día 18 de Febrero y se prevee que se habrá completado para antes del verano. Este nuevo plan abarca ubicación de los radares en 1200 tramos de carreteras convencionales. La DGT publicará la información sobre la situación de los radares en su web oficial dónde podrá ser consultada por los usuarios.

El cometido de los radares en las autovías y autopistas españolas es altamente efectivo, y lo que se pretende ahora es aumentar el control en las carreteras secundarias y vías convencionales. Según las estadísticas, está demostrado que los conductores tienden a moderar la velocidad en los tramos dónde se han establecido radares. Según se desprende de estas estadísticas, 8 de cada 10 víctimas de los accidentes ocurridos durante 2014, alrededor de 900, se dieron lugar en las vías y carreteras secundarias. Estos números son los que han impulsado a la DGT a centrar el nuevo plan en éste tipo de carreteras.

A partir de ahora, el control en autovías y autopistas se realizará con los radares fijos, además de las patrullas y de los 7 helicópteros con los que cuenta la DGT. Los criterios a través de los que se decidirá la ubicación de los radares en las vias y carreteras secundarias, atienden a factores variados cómo la peligrosidad y la velocidad media de circulación en cada tramo.

Ya se han decidido dónde serán ubicados los radares en las siguentes provincias: Ávila, Asturias, Burgos, Cádiz, León, Segovia y Valladolid. Para el resto de provincias, los radares estarán funcionando antes del verano. Los radares podrán cambiar de sitio e igualmente s informará a los usuarios a través de la web oficial de la DGT.

La DGT publicará la localización de los radares fijos y móviles

Según la DGT, el pasado mes de enero el aumento de accidentes en las carreteras españolas superó el 40%. La DGT ha anunciado que pondrá en marcha un plan de acción inmediato que incluye que los radares móviles y fijos se ubicarán de forma visible en las vías, y ademas presentarán una advertencia previa sobre su existencia.

El objetivo de ésta medida es para que se complan los límites de velocidad establecidos en las carreteras, especialmente en los tramos con mayor índice de accidentes. En breve será publicado en la página oficial de la DGT la lista de los radares y sus localizciones, para que todos los conductores tengan acceso a ésta información. También se pondrá a disposición de los fabricantes de dispositivos que indican dónde se encuentran los radares un documento que podrán usar para la fabricación de los mismos. También se podrá distinguir que clase de vehículo comete la infracción.